Inicios con el blog 6 cosas comprobadas

Mis inicios con el blog [6 cosas comprobadas]

¿No sabes cómo hacer un blog? ¿Qué escribir en él?
Igual te pasa como a mí que tu capacidad de comunicación escrita está donde perdiste las llaves la última vez.
Aquí te dejo 6 ideas comprobadas en mis propias carnes y que espero te sean de ayuda si empiezas con tu blog.

1ª comprobación: La capacidad de comunicación NO es una característica de tu personalidad.

Cuando empecé a escribir artículos en el blog me decía a mí mismo que nunca lo haría bien, porque mi capacidad de comunicación escrita, estaba muy mermada.

Claro era la primera vez que escribiría al por mayor en un blog y ni idea de cómo se hacía.

Incluso mi comunicación verbal era floja.

Con mis primeros clientes me atragantaba cada poco y me ponía cada vez más nervioso.

¿Tenía miedo a hacerlo mal? Todavía no lo sé.

Pero era muy frustrante, porque sabía que tener un blog, para cualquier negocio online, es la mejor forma de conseguir clientes.

Bueno, no lo sabía, lo intuía.

Pero lo que me creía a pies juntillas es que mi timidez o al menos mi falta de saber expresarme era una característica de mi personalidad.

Y he comprobado que la realidad, como siempre, supera con mucho nuestras creencias, ¿cómo?

Pues vi un vídeo de Ángel Alegre, persona por la que siento una profunda admiración y sacó un vídeo que explicaba esta anécdota que yo con mis palabras te resumo y que me abrió los ojos:

Un maestro artesano hizo un experimiento.Creó dos grupos de alumnos, el primer grupo haría una vasija y quien la hiciera mejor se llevaría el premio gordo.

En el segundo grupo ganaría aquel que hiciera mayor cantidad de vasijas y el que más kilos presentara ese sería el ganador.

Después de pasado un tiempo, se demostró que el alumno que hizo la mejor vasija pertenecía al grupo que hizo la mayor cantidad de vasijas.

Eureka!! ahí está la primera clave!!

DEMOSTRADO:
Después de practicar escribiendo mucho e incluso escribir por escribir, puedo decir que poco a poco he ido mejorando exponencialmente.

Mis artículos empezaban a transmitir algo más que poca consistencia y coherencia, las temáticas están unidas, usaba recursos propios.

Pero sobretodo había ganado confianza.

2ª comprobación: Escribe con tu estilo, sin miedos.

Yo empecé imitando a otros blogueros, me gustaba lo que leía y cómo lo transmitía.

Pero yo no lo conseguía, mis artículos daban penita la verdad.

Me frustaba no transmitir exactamente lo que pensaba y repetía muchas palabras.

Me lo acabó diciendo hasta el plugin SEO Yoast.

Mensaje gracioso de SEO Yoast

Así que pasé de todo.

Escribiría tal cual lo pienso, con mi estilo, sin miedo a cometer errores y si no le gustaba al lector, ¡aceptaría un “me voy a otro blog” como respuesta!

DEMOSTRADO:
Me apliqué la máxima: ” Escribe tal cual lo piensas”, pero con sentido común, sin usar palabras malsonantes o tecnicismos que sólo yo y tres frikis entenderían.

3ª comprobación: Compartir nos hace más felices y mejores.

Al principio no seguía a ningún bloguero.

No me suscribía en sus blogs y ni mucho menos escribía en sus comentarios.

Me daba apuro escribir en los comentarios, todavía no lo tengo claro pero me pasaba.

Pero me di cuenta de un detalle importante.

Si escribes en blogs de tu misma temática, el dueño o dueña del blog te lo va a agradecer y mucho.

Por un lado porque tiene nuevos enlaces entrantes hacia su página web y ese artículo lo enriqueces con tus aportes.

Luego los otros usuarios que comentan aportan más ideas y así sucesivamente. Él o ella gana y tú también, porque otros usuarios van a ver tu nombre y un enlace a tu página web.

Y eso Google lo valora y mucho, te subirá el ranking de tu página web.

DEMOSTRADO:

Compartiendo lo que sé e interaccionando con otros blogueros como tú, sin querer te ayudas a ti mismo.

4ª comprobación: No te compares

Hay muchos blogs que ofrecen calidad y cantidad a raudales.

Incluso vi un blog americano sobre piscinas que tenía más de 1200 artículos escritos en 4 años y su negocio iba viento en popa, a ver quién es mejor que él.

Si piensas escribir un blog y tienes estas miras te adelanto dos cosas.

No vas a avanzar a tu ritmo que es el único ritmo que hay en ti y no vas a crear contenido interesante porque vas a estar más pendiente de hacerlo bien que de disfrutarlo.

DEMOSTRADO:
Disfruta de ti mismo, de tus errores.

Nadie como tú sabe cómo hacerlo aunque ahora no sepas.

Ahora es el mejor momento y lugar para empezar a crear tu blog y compartirlo con tu audiencia.

Ellos te agradecerán que al menos has sido fiel a ti y si lo disfrutas, eso se transmite.

Sé de lo que hablo, créeme.

Cuando he desarrollado algún diseño que no he disfrutado o que me hacía sentir raro, simplemente ese diseño no salía adelante.

Y lo curioso es que ha sido así pero sólo el 100% de las veces.

5ª comprobación: Eres capaz de escribir al menos una vez a la semana.

El primer artículo que escribí en el blog ( que ya borré ) hablaba de WordPress, tenía unas 4000 palabras y dediqué casi un mes a completarlo.

Quería que fuera el mejor artículo sobre WordPress y lo titulé para más inri “WordPress de un vistazo”. Olé.

Luego seguí escribiendo sobre mi temática, en plan técnico, sobre lo que a mí me parecía más interesante. Otro error.

No disfrutaba escribiendo, me parecía tedioso, muchas horas dedicadas y con pocos resultados.

Así no íbamos a ningún lado.

Luego con la práctica y diciéndome que algún artículo saldría bueno aunque hiciera 1000 mal, me ayudó a escribir casi dos a la semana, que es el ritmo que me he puesto, pero también hay otras cosas que hacer, así que intentaré dejarlo en 1 vez por semana.

Esto hace un año era absolutamente impensable.

6ª comprobación: El éxito de tu blog es…

Esta la he dejado para el final, porque me ha parecido la más importante y la continuación de la frase, para mí, es: … escribe para tu audiencia.

Por audiencia se entiende, aquellas personas que les interesa lo que escribes.

¿ Y quiénes son esas personas?

Pues seguro que alguien como tú que está pasando por los mismos retos y que quiere soluciones a sus problemas.

Y si no me crees prueba a preguntar a tus clientes, sí a esos que tienes ya, qué es lo que necesitan y ofréceselo en tu blog.

Tal cual.

DEMOSTRADO:
Ayuda a otros con tus artículos.

Escribe sin tecnicismos, a tu ritmo.

¿Cómo le hablarías a tu cliente que no sabe nada de tu producto o servicio?

Pues así y con ese tono es como tu audiencia te lo agradecerá.

¿Qué retos te has encontrado al hacer tu blog?
Coméntame… ¿te ha costado tanto como a mí empezar a crear tu blog?

Artículo escrito el día 7-OCT-2016

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario